METODO AIDA
Herramientas

Qué es el Método AIDA

¡Buenos días! ¿Cómo van esos avances en conocimientos? ¿Muchas cosas nuevas? Espero que al menos alguna que otra sí, ya que no hay mayor satisfacción profesional que echar la vista atrás y ver que has aprendido algo nuevo y que es algo progresivo. Hoy aprendes algo, mañana también, la semana que viene… No importa cuándo ni cuántas cosas sean siempre que notes que avanzas aunque sea pasito a pasito. ¡Lo importante es no estancarse! Dicho esto… vamos pues al artículo de hoy. Hace tiempo ya oí hablar del “Método AIDA” y a grosso modo de qué trataba. La verdad es que es interesante así que lo cogí como tema del artículo de esta semana. Es probable que ya lo conozcas o que ya lo estés usando y no lo supieras, sería lo más seguro, pero bueno, si fuera así pues ahora sabrás cuál es la técnica de Marketing Online que engloba este método: A.I.D.A. Vamos a verlo:

¿QUÉ SIGNIFICA EL MÉTODO A.I.D.A.?

que es aida

Para empezar, explicaré que AIDA es un acrónimo formado por las siglas de “Atención”, “Interés” “Deseo” y Acción” y lo que hace principal y básicamente es indicar las 4 fases por las que un cliente potencial ha de pasar para acabar convirtiéndose en un cliente final y dicho método es totalmente válido para cualquier mensaje de publicidad, ya sea offline como un cartel de calle o un banner publicitario en cualquier página web.

Muchas empresas cometen el error de dar importancia sólo a las visitas que llegan al site, como si fuera que una web que tiene muchas visitas, ya de por sí es una web rentable. Y no, no es así. Una página por sí sola no genera ingresos por mucho que se contabilicen multitud de visitas puesto que lo que hay que analizar son los motivos y/o procedencias de dichas visitas y los datos que nos ofrecen éstas. Por eso mismo es de gran utilidad utilizar el método AIDA.

Según este método hay que enfocarse en sus 4 fases en su orden y de manera progresiva: 1º captar la atención de un cliente potencial, 2º despertar el interés de lo que ofrece nuestra empresa, ya sea un producto o servicio, 3º crearle el deseo de querer adquirirlo y 4º, conseguir la acción para finalizar la conversión.

Conocer cómo funciona la psicología humana es fundamental para mejorar los resultados a la hora de tomar decisiones de nuestras acciones, elegir las palabras más adecuadas para aumentar la conversión, el momento y lugar adecuado para cada campaña de publicidad… Todo es importante. En un artículo anterior te hablaba sobre el Neuromarketing, el cual sirve para conocer más la psicología humana y saber cómo dirigirte al cliente en cada situación, y el método AIDA es como una técnica complementaria al Neuromarketing.

CÓMO FUNCIONA EL MÉTODO AIDA

que es aida

A (Atención)-> Esta parte es aplicable a todas las visitas que recibe la página web, tanto a través de los resultados orgánicos, como de enlaces de referencia o de publicidad a través de un banner. Piensa que no sirve cualquier cosa para llamar la atención del usuario, sino que ha de ser algo relevante y que esté relacionado con el producto o servicio de nuestra empresa. Hay que conseguir que el usuario y posible cliente potencial se fije en nosotros, despertar la curiosidad y la atención de éste respecto a lo que nosotros ofrecemos.

I (Interés) -> Es aplicable a todas las métricas que nos indican las visitas de calidad, como el permanecer un tiempo determinado en la página web o el número de páginas que recibe la web, todo en función de lo que nosotros digamos qué es para nosotros “una visita de calidad”. En la fase de Interés hay que explicarle al potencial cliente los beneficios (y no las características o funcionalidades) que ofrece nuestro servicio o producto y en qué puede ayudarle. Después de conseguir su atención hemos despertado su interés.

D (Deseo) -> Esta fase está acompañada de aquellos usuarios que una vez han llegado a la página web y han realizado alguna acción, la cual previamente hemos considerado que está dentro de la fase “interés” como para demostrarnos que está abierto al deseo de adquirir nuestro servicio o producto. Un ejemplo de ello sería rellenar un formulario de contacto, añadir un producto al carrito de compra, solicitar información ampliada por mail… El deseo despierta cuando el producto o servicio puede resolver una necesidad del cliente.

A (Acción) -> En la fase de la acción están los usuarios que se encuentran en el proceso final de compra o adquisición del servicio determinado. En esta última fase es donde se consigue el éxito o el fracaso de la estrategia de marketing. Es vital que en esta fase el cliente se sienta guiado para hacer lo que nosotros queremos que haga: registrarse, comprar, suscribirse… Sea lo que sea, pero sin olvidarnos de ser realistas y transmitir confianza al usuario.

En el método AIDA es indispensable definir muy claro y previamente cuáles son los objetivos que se pretenden alcanzar para conseguir los resultados esperados y el éxito.

Como has podido ver, en cada fase hay un proceso a conseguir, el cual es como un embudo de comportamiento desde la atracción hasta la conversión. Con todo esto es muy importante analizar el proceso de los usuarios en cada una de las fases y ver cómo conseguir nuestras metas.

“Todo lo que se puede medir, se puede mejorar. Todo lo que no se mide, no existe”.

¡Nos vemos en el próximo artículo! 😉

Publicaciones anteriores Siguiente publicación

También puede interesarte

Sin comentarios

Deja una respuesta