google penalizacion
Sobre Google

Google SEO: Penalizaciones. ¿Cómo evitarlas?

¡Hola! Este post del que voy a hablar hoy, trata sobre algo que trae de cabeza a muchos SEO’s… Las famosas penalizaciones de Google. Siempre he dicho que más vale hacer las cosas bien paso a paso que ir por atajos y que luego sea peor el remedio que la enfermedad. Si, vale, yendo por buen camino tardas mas en obtener buenos resultados, pero vas seguro y con la conciencia tranquila. Hacer trampas y pensar que no te pillarán es demasiado arriesgado, ya no sólo por el hecho de que te pillen y lo que conseguiste avanzar, no sirva para nada porque te manden a “la cola” y tengas que empezar desde más atrás, sino porque también tendrás la reputación de  tramposill@.  Además, al final, antes o después Google sacará un nuevo algoritmo que te encontrará. Así que… ¿quieres saber qué NO deberías hacer? Pues sigue leyendo.

¿QUÉ HACEN LAS PENALIZACIONES DE GOOGLE?

google penalizaciones

Los algoritmos de Google están para vigilar la buena praxis y la calidad de lo que Google ofrece en su buscador a los usuarios finales. Es decir, le gusta que el contenido que ofrece sea relevante, útil. Y para ello, ha ido creando sus algoritmos (en este post puedes saber cuáles son) para ir perfeccionando y comprobando que los webmasters cumplan sus criterios de calidad. Está claro que hay millones de páginas web y que muchos se saltan las normas, pero antes o después te encuentran, como bien dije antes. Es más, si han llegado a penalizar a páginas web como BMW o incluso su propia página de Google “Chrome” (según confirmó Matt Cutts)… ¿cómo no te penalizarán a ti?

Las penalizaciones pueden afectarte de varias maneras:
Si tu página genera enlaces no relacionados o hace Spam, puede penalizarte en posiciones sobre la palabra clave consultada.
Si abusas de granjas de enlaces, la penalización de posiciones es aún mayor, penaliza directamente a la propia web y además, puede ser el doble de posiciones perdidas.
También puedes perder PageRank y que tu web vaya a las últimas posiciones e incluso desaparezca del buscador si encuentra que cometes muchas infracciones.

En términos generales, las prácticas “mal vistas” por Matt Cutts y sus algoritmos son:
Técnicas Black Hat (Básicamente el uso de técnicas para engañar a los buscadores y aprovecharse para obtener mejores resultados en las posiciones de la SERP. Digamos que todo lo que no sea “buena praxis” Google lo considera Black Hat.)
Spam de enlaces y granjas de enlaces (Hacer abuso de enlaces hacia tu página web es contraproducente porque es motivo de penalización, ya no sólo por considerarse Black Hat, sino porque te pueden apuntar miles de webs con mala reputación, penalizadas, de temas que no tienen nada que ver con el tuyo… Y eso no agrada a Google.)
Contenido duplicado (Hay casos que el contenido duplicado es inevitable dentro del mismo sitio, pero para esas situaciones se usan los rel=canonical. Aquí se refiere a cuando es contenido duplicado de forma deliberada, robado de otros sitios web adjudicándose la autoría de cada a los buscadores. Pero los algoritmos ahí son inteligentes y valoran la antigüedad del contenido, así pueden comprobar cuál es el original.)
Spamming Keywords (Con esta técnica, pretenden tener una densidad elevada de keywords, llenando el sitio web de palabras clave. Por ello, el valor de las keywords disminuyó considerablemente hasta el punto de ser un extra, pero no tan vital para el posicionamiento.)
Cloaking (Se utiliza para mostrar a los usuarios una página mientras a la vez se muestra otra totalmente diferente a los buscadores y robots. Aunque ya casi nadie usa esta técnica.)
Texto oculto (Otra forma de engaño. Ocultan texto a los usuarios para que sólo lo vean los buscadores, como enlaces, keywords…)
Sobre-optimización SEO (En esta ocasión, la sobre-optimización también es perjudicial. Google no quiere que nos olvidemos del usuario final. No quiere que trabajemos para los buscadores, quiere que lo hagamos para el usuario. De ahí la insistencia de la calidad, originalidad, relevancia… Al final, una página web buena, acaba siendo premiada en los buscadores gracias a los usuarios y sus visitas y comentarios.)
Intercambio de enlaces con sitios no relacionados (Aquí pasa un poco como lo de granjas de enlaces. Al no tratarse de enlaces naturales, sino pagados o “yo te enlazo, tú me enlazas” se ve de forma forzada y sin valor de cara a la calidad. Sí que es cierto que puede haber alguna situación de enlaces conjuntos pero suelen tratar de temas relacionados y en comentarios de forma natural.)

¿CÓMO SABER SI TE HAN PENALIZADO?

google penalizaciones 2

Para averiguar si te han penalizado, puedes fijarte en varios detalles para comprobar si alguno puede estar pasándote a ti:
– Si se reduce de forma considerable el tráfico orgánico procedente de Google.
– Si a través de algunas o todas las palabras clave pierdes visibilidad que antes tenías.
– Si tienes páginas que desaparecen de la SERP.
Y más grave:
– Si tu dominio deja de aparecer al buscarlo por el propio nombre.
– Si tu dominio se desindexa directamente de Google.

Las penalizaciones pueden ser de 2 tipos: Algorítmicas y Manuales.

Penalización algorítmica: Claramente son las que te provocan los algoritmos de Google a través de Panda, Penguin… Si tienes este tipo de penalización, tienes más facilidad de recuperarte y volver a tu posición y tráfico normal. Has de averiguar qué hiciste para que te penalizaran, (si has hecho Black Hat, sabes muy bien porqué te han penalizado…) Toca deshacer lo andado y borrar enlaces “falsos”, abuso de keywords, contenidos duplicados….

Penalización manual: Aquí quien “mete mano” es el personal propio de Google. Revisando la web, previa denuncia o investigación, pueden decidir penalizarla. En este caso, te enteras fácilmente pues recibes un mensaje en el Webmaster Tools donde te notifican que han detectado el uso de técnicas que vulneran las políticas de Google y que una vez solucionado, debes mandar una petición de reconsideración a Google. Llegados a este punto, es más complicado volver a tu situación anterior a la penalización, y muchos webmasters optan por abandonar el dominio y crear uno nuevo.

Para saber de qué va la “petición de reconsideración de Google“, dejo un vídeo del propio Matt Cutts que lo explica a la perfección:

¿SABES DE LA EXISTENCIA DE “GOOGLE SANDBOX”?

google sandbox

El “Google Sandbox” es un sistema de filtrado que hace que páginas web nuevas no aparezcan en los resultados de Google o que salgan en posiciones muy inferiores… Independientemente de que estén especializadas para ciertas palabras clave. Lo que Google quiere es que un sitio nuevo deba superar un período de pruebas antes de posicionarse por encima de páginas web con mayor antigüedad, contrarrestando algunas técnicas de posicionamiento manipulando la clasificación mediante acciones poco éticas.

¿Cómo sabes que te afecta a ti?
– Si ves que apareces en X posiciones y días después tu posición ha caído notablemente, seguramente te haya afectado.
– Si te aparece como página indexada (en Webmaster Tools puedes comprobarlo) pero no aparece el dominio en una búsqueda normal, es probable que estés en el Sandbox.
– Si buscando por palabra clave en el buscador y la misma palabra usando “allinanchor:” y hay una notable diferencia de posiciones, no dudes que estás afectado.

Se dice que el efecto Sandbox puede rondar de 6 meses a 2 años, así que sólo tienes que tener paciencia, hacer las cosas bien y poco a poco verás resultados. No desesperes, pues no hay formas de evitar caer en su “caja de arena” ni formas de forzar la salida de ella.

Bueno, con todo esto dicho, sólo queda decidir si prefieres ir por atajos (con el temor de ser penalizado) o por el contrario, ir por el buen camino. Yo lo tengo claro. ¿Y tú?

Gracias por estar ahí y leerme una vez más. No olvides que puedes encontrarme semanalmente en mi blog y también en Twitter, Linkedin, Facebook, Flipboard… ¡Hasta la próxima semana! 😉

Publicaciones anteriores Siguiente publicación

También puede interesarte

2 Comentarios

  • Responder Jorge 30 septiembre, 2015 at 7:23 pm

    Muy interesante Vanessa. Por aquí tienes uno que te lee.

  • Deja una respuesta